Consejos prácticos



No utilizar el coche para trayectos muy cortos, en pequeños recorridos urbanos se puede llegar a consumir más del doble que en carretera, el transporte público te ahorra combustible, parking, estress, kilometraje, y por supuesto evitas emitir CO2.

En los días de mucho calor usa transporte público en lugar del coche.

Los humos del coche pueden reaccionar con la luz del sol y el calor y producir gases contaminantes como el Ozono Troposférico, Principal componente de la mala calidad del aire y de la niebla fotoquímica, que puede causar dificultades respiratorias.

El uso del vehículo privado, la calefacción, e incluso nuestro consumo eléctrico son responsables de CO2 a la atmósfera, principal responsable del efecto invernadero.
Cada hogar es responsable de producir hasta 5 Toneladas de CO2 anual.
Datos y consejos prácticos

Las ventanas dejan pasar el calor y el frío mucho más fácilmente que las paredes. De hecho, se estima que entre el 25% y el 30% de las necesidades de climatización se deben a las pérdidas que se originan en las ventanas. Con la instalación de toldos y acristalamientos adecuados, así como aislando adecuadamente los muros y techos, se pueden conseguir ahorros de energía en el uso del aire acondicionado superiores al 30%. Para ventilar completamente una habitación es suficiente con abrir las ventanas unos 10 minutos, no se necesita mas tiempo para renovar el aire. En verano, ventila la casa cuando el aire de la calle sea mas fresco, primeras horas de la mañana y durante la noche. Cuando enciendas el aparato de aire acondicionado, no ajuste el termostato a una temperatura muy baja, ya que no enfriará la casa mas rápido y el enfriamiento podría resultar excecivo, generando un gasto innecesario. Fije la temperatura de refrigeración a 26ºC.

REDUCIENDO EL CONSUMO
Instalar sistemas de ahorro energético que enciendan las luces solo en el piso a el que la persona va.

En la Casa
Hervir los alimentos con la tapa te ayudará a ahorrar hasta un 25% de energía. Si usas una olla a presión con fondo difusor grueso ahorras hasta un 82% de energía. En casa, reutiliza las bolsas plásticas de la compra como bolsas de basura.

En la Oficina
En la oficina, usa vasos o tazas que puedas reutilizar. Utiliza folios por ambas caras para imprimir solo si es necesario.